Dolores de cabeza son un síntoma de problemas en los huesos

Dolores de cabeza son un síntoma de problemas en los huesos, según estudio realizado.

Los problemas en los huesos también pueden provocar dolores de cabeza, según estudio realizado por  el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM). Las cefaleas, o dolores de cabeza, son uno de los trastornos más comunes entre la población y, de hecho, se calcula que el 90 por ciento de las personas sufrirá un dolor de cabeza en algún momento de su vida. El problema está en que, por el lugar en el que se siente, se piensa que la causa del dolor de cabeza es neurológica, lo que lleva a muchos pacientes a buscar una respuesta donde no siempre está.

Y es que, las causas del dolor de cabeza no siempre son de tipo neurológico, sino que, en muchas ocasiones, pueden proceder de otras zonas del cuerpo. «Es bastante frecuente que los dolores de cabeza que sufren las personas se deban a problemas osteomusculares, pero casi nunca se buscan las causas fuera de la propia cabeza», ha comentado la secretaria general del CPFCM, Carmen Mar Rodríguez Peñas.

Esto provoca el infradiagnóstico de cefaleas causadas por problemas en las cervicales o en la mandíbula, lo que también dificulta identificar la solución a esos síntomas. En este sentido, los fisioterapeutas madrileños han recomendado que, ante un episodio continuado de cefalea, los pacientes consulten también con un fisioterapeuta o traumatólogo para contar con un diagnóstico más completo que permita averiguar si existe alguna patología relacionada con los huesos que pueda ser la causa o un agravante del problema.

Valoración y terapia.

«Los dolores de cabeza pueden ser puntuales y debidos a diversas razones, como un resfriado, un golpe de calor, frío excesivo, mucho ruido o un episodio de estrés, pero casi siempre pensamos que proceden de algún problema estrictamente neurológico y, por eso, solo consultamos con un neurólogo», ha añadido la secretaria general del CPFCM. Un dolor de cabeza causado por afecciones cervicales o mandibulares puede producir síntomas similares a la migraña, con o sin aura, y a la cefalea tensional, e incluso pueden coexistir ambos problemas y ser abordados solamente con medicación. Si eso ocurre, se estará tratando de manera no exitosa.

De ahí la importancia de contar con una valoración adicional a la neurológica y, sobre todo, de pautar un tratamiento que también tenga en cuenta a  la fisioterapia, algo necesario en los problemas cervicales o relacionados con huesos y articulaciones involucrados en el problema. «La fisioterapia, además, puede ayudar a mejorar la higiene postural y a prevenir, con ello, episodios futuros de cefaleas, por lo que se recomienda incorporar un enfoque terapéutico al tratar el dolor de cabeza», han zanjado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + diecisiete =