Un nuevo estudio analizó siete vacunas contra el COVID

Un nuevo estudio analizó siete vacunas contra el COVID: cuál es la más efectiva.

Dos mil personas, cuatro países y siete vacunas contra el COVID. Con este panorama trabajaron los científicos de Argentina, Italia, México y Brasil que forman parte del Instituto Clínico Humanitas y el Grupo Humanitas, que pertenecen al Grupo Techint. Liderados por el profesor emérito Alberto Mantovani, uno de los inmunólogos más importantes del mundo, más de 300 doctores analizaron qué inmunización es más efectiva ante el SARS-CoV-2.

“Existe escasa información en relación a la comparación de seroconversión y eventos adversos posteriores a la inmunización (AEFI) con diferentes vacunas contra el SARS-CoV-2. Nuestro objetivo fue correlacionar la magnitud de la respuesta de anticuerpos a la vacunación con condiciones clínicas previas y AEFI”, explicaron los expertos al dar detalles sobre las razones detrás de este trabajo.

Según indicaron, para conocer este aspecto, se reclutaron un total de 1867 pacientes de estos 4 países: 1352 de México, 42 de Italia, 260 de Brasil y 213 de Argentina. “Participaron 2000 empleados y miembros de la comunidad”, señalaron en un comunicado y aclararon: “En Argentina, se realizaron en las comunidades de Campana y San Nicolás, donde tiene plantas productivas”.

En ese sentido, resaltaron que “la vacuna utilizada con mayor frecuencia fue ChAdOx1-S (AstraZeneca) en 666 sujetos, Coronavac en 582, BNT162b2 mRNA (Pfizer) en 289, Gam-COVID-Vac (Sputnik) en 213, mRNA-1273 (Moderna) en 65, Ad26.COV2 (Janssen) en 31 y Ad5-nCoV (CanSino) en 19″. Entre los participantes, la edad media fue de 52 años, “siendo estadísticamente diferente entre los grupos de vacunas, ya que algunas se propusieron para un grupo de edad particular”. Asimismo, indicaron que “el 52 % de los sujetos eran hombres, 559 (30 %) tenían obesidad y 501 (26,8 %) tenían hipertensión”.

Qué vacuna es más efectiva contra el COVID.

Según señalaron en un comunicado, “los datos recopilados en el estudio internacional comprueban que todas las vacunas contra el Covid-19 generan anticuerpos y son bien toleradas, incluidas Sputnik y Coronavac”.  Más allá de este aspecto local, los expertos señalaron que “todas las vacunas mostraron cambios significativos en los anticuerpos IgG anti-S1 y anti-S2 con diferencias significativas entre las vacunas y según el historial de SARS-CoV-2″.

En este tono, los expertos indicaron que “en pacientes sin tratamiento previo, el aumento más alto después de la primera dosis se observó en mRNA-1273 (Moderna), luego en BNT162b mRNA (Pfizer) y Ad5-nCoV (CanSino)”. En tanto, en aquellos que se habían infectado previamente, “el mayor aumento después de la primera dosis se observó en mRNA-1273 (Moderna), luego en BNT162b mRNA (Pfizer) y ChAdOx1-S (AstraZeneca)”.

“En pacientes naïve (personas sin infección previa), el aumento más alto después de la segunda dosis se observó en mRNA-1273 (Moderna), luego BNT162b mRNA (Pfizer) y Gam-COVID -Vac (Sputnik), mientras que en sujetos previamente expuestos al SARS-CoV-2 el mayor aumento después de la segunda dosis se observó en mRNA-1273 (Moderna), luego Gam-COVID-Vac (Sputnik) y ARNm de BNT162b (Pfizer)”, indicaron en el estudio

Por último, en lo que se refiere a los efectos adversos, el trabajo señaló que “se observó al menos un EAPV después de la primera dosis en el 71 % de los encuestados que recibieron ARNm de BNT162b2 (Pfizer), en el 93 % con ARNm-1273 (Moderna), en el 38 % con Gam-COVID-Vac (Sputnik), en el 42 % con Coronavac, en el 51 % con ChAdOx1-S (AstraZeneca), en el 74 % con Ad5-nCoV (CanSino), y el 81% con Ad26.COV2 (Janssen)”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cuatro =