La presidenta del Parlamento Europeo anuncia una amplia reforma ante el escándalo por los sobornos

Presidenta de Parlamento Europeo anuncia «amplia reforma» tras escándalo de sobornos.

La presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, anunció este jueves el inicio de una «amplia reforma» de los mecanismos de control en esa institución, como respuesta al escándalo que provocó el arresto de una influyente eurodiputada griega. «A partir de hoy estoy preparando un paquete de amplia reforma que debe estar listo en el nuevo año. Esto incluirá el fortalecimiento de los sistemas de protección de denunciantes», dijo Metsola luego de hablar ante una cumbre de líderes de la Unión Europea. Ese paquete de reformas, añadió, se concentrará también en «una prohibición [de acceso] de todos los grupos de amistad no oficiales; una revisión de las reglas de nuestro código de conducta, y una revisión completa de cómo interactuamos con terceros países».

La funcionaria maltesa añadió que en la normativa actual hay «fisuras» que deben ser resueltas. «Hay fisuras que tenemos que cerrar, como cuando hablamos, por ejemplo, de la actividad de ex miembros del Parlamento Europeo, de quien está en la lista de transparencia, o de quien puede ingresar al Parlamento Europeo», dijo.

El poder legislativo de la Unión Europea ha sido sacudido el pasado fin de semana por el arresto de cuatro personas, incluyendo una eurodiputada griega, por aparentemente recibir sobornos de Catar. De acuerdo con la propia titular del Parlamento Europeo, la oenegé «No peace without justice», que también estaría implicada en el escándalo, tenía nada menos que 11 personas acreditadas ante la institución.

Metsola dijo este jueves que recibió una invitación formal de Catar para visitar ese país con ocasión de la Copa Mundial de fútbol, pero que declinó el convite. «La rechacé porque tengo preocupaciones con relación a ese país», dijo Metsola, quien agregó que también desestimó un pedido de representantes cataríes de hablar ante la plenaria del Parlamento Europeo.

Reglas más rígidas.

Catar ha desmentido con firmeza las acusaciones, pero una fuente judicial en Bélgica confirmó a AFP que era este país el que estaba en el centro de la investigación belga. La eurodiputada socialdemócrata griega Eva Kaili, quien se desempeñaba como vicepresidenta del Parlamento, fue arrestada el fin de semana y la audiencia para decidir si seguirá bajo arresto está prevista para el 22 de diciembre.

Entre los detenidos está la pareja de Kaili, Francesco Giorgi, y el exeurodiputado italiano Pier Antonio Panzeri. Otro de lo detenidos, Nicolo Figa-Talamanca (el dirigente de la oenegé citada por Metsola), fue puesto en libertad pero con un brazalete electrónico. En el domicilio de Kaili en Bruselas, investigadores belgas hallaron bolsas con unos 150.000 euros en efectivo. En tanto, el padre de Kaili fue localizado con una maleta que contenía 750.000 euros en efectivo. También fueron encontrados 600.000 euros en el domicilio de Panzeri.

«Al fin de cuentas, este caso trata de individuos que se encontraron en una situación en que no pudieron rechazar una bolsa llena de dinero, pero también una situación en que esas bolsas de dinero fueron ofrecidas», dijo Metsola en Bruselas. Según apuntó, «ciertas cosas que ocurrieron en este contexto no volverán a ocurrir». La funcionaria admitió que hay «suficiente control sobre quién paga por viajes, aunque haya una obligación de declararlo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − cinco =