Cerró la encuesta de Elon Musk: los usuarios votaron que deje el cargo de CEO de Twitter

Elon Musk preguntó a los usuarios de Twitter si debía dimitir como CEO: la mayoría dijo que sí. Él prometió acatar el resultado.

Más de la mitad de los 17,5 millones de usuarios que respondieron a una encuesta en Twitter creada por el multimillonario Elon Musk sobre si debía dimitir al frente de la empresa habían votado a favor de esa opción al cierre de la encuesta el lunes. Musk preguntó: «¿Debería dimitir como jefe de Twitter?». Un 57.5% de los usuarios que respondió al sondeo dijeron que sí debía renunciar al cargo.

Ni Twitter ni Musk anunciaron de inmediato si se iba a producir esa decisión, aunque Musk dijo que acataría los resultados. El empresario asistió el domingo a la final de la Copa del Mundo y es posible que se encuentre en pleno vuelo de regreso a Estados Unidos a primera hora del lunes. Musk se ha enfrentado a algunos usuarios en múltiples frentes. Este domingo lanzó el sondeo tras reconocer que cometió un error al imponer nuevas restricciones de expresión que prohibían las menciones a sitios web de medios sociales rivales.

En otro cambio significativo de política, Twitter había anunciado que los usuarios ya no podrán enlazar a Facebook, Instagram, Mastodon y otras plataformas que la empresa calificó de «prohibidas».Tambièn, Musk ha realizado una serie de sondeos no científicos sobre cuestiones sustanciales a las que se enfrenta la plataforma de medios sociales, entre ellas si debe reincorporar a los periodistas que había suspendido de Twitter, lo que fue ampliamente criticado dentro y fuera de los círculos mediáticos.

Asi mismo  se ha enfrentado a algunos usuarios en múltiples frentes y el domingo pidió a los usuarios de Twitter que decidieran si debía seguir al frente de la plataforma de medios sociales tras reconocer que cometió un error al lanzar nuevas restricciones de expresión que prohibían las menciones de sitios web de medios sociales rivales en Twitter.

Los resultados de la encuesta en línea no científica, que duró 12 horas, mostraron que el 57,5% de los que votaron querían que se fuera, mientras que el 42,5% restante quería que dijera. En bromas públicas con seguidores de Twitter el domingo, Musk expresó pesimismo sobre las perspectivas de un nuevo CEO, diciendo que a esa persona “le debe gustar mucho el dolor” para dirigir una empresa que “ha estado en el carril rápido a la quiebra.”

“Nadie quiere el puesto que realmente pueda mantener Twitter con vida. No hay sucesor”, tuiteó Musk.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + cuatro =